El S600 Pullman Guard de Mercedes Benz Maybach llegará en el 2017, una muestra más de la capacidad que tiene la empresa de la estrella para mezclar elegancia y extrema seguridad en un mismo vehículo.

Se trata del carruaje más lujoso de Mercedes que cuenta con 6.5 metros de largo y 1.6 metros de alto, basado en el blindaje del S600 Guard convencional y pensado para personalidades de gran relevancia.

Debido al peso de algunos elementos como puertas o ventanillas, la apertura de ambos tiene asistencia: las delanteras de tipo eléctrico y las traseras hidráulico.

Ofrece un nivel de protección VR9 encontrado incluso en las zonas acristaladas. Dicho de otra forma, este vehículo está preparado para soportar pequeños artefactos explosivos e impactos múltiples de armas de fuego.

Para ello, el Mercedes-Maybach S600 Pullman Guard cuenta con un acero especial entre la carrocería y los paneles interiores, y sus ventanillas han sido blindadas y recubiertas por policarbonato, a excepción de la parte trasera. En esta, sin embargo, han incluido una placa de metal entre los reposacabezas de los pasajeros para protegerlos.

En el interior destaca el material como cuero y su gran espacio para los ocupantes traseros, el cual resulta muy confortable, ya que cuenta con cuatro asientos cara a cara y totalmente ajustables. Así que disponen de un amplio espacio para los pies, y también de una altura libre hasta el techo más de 60 milímetros mayor que en la Clase S Mercedes-Maybach. En el techo del habitáculo de la parte de atrás hay tres relojes que indican la velocidad, hora y temperatura exterior.

Bajo el cofre se protege un motor de 6.0 litros V12 biturbo de 530 CV y 830 Nm, aunque la velocidad máxima de semejante tanque está limitada a sólo 160 km/h.

Esta gran limosina cuenta con una ventanilla de accionamiento eléctrico y opacidad variable para separar ambas zonas del interior y se integra una pantalla de 18.5 pulgadas. Opcionalmente se ofrece todo tipo de equipamiento, desde sirena, radios, batería de arranque auxiliar, sistema de comunicaciones con altavoz exterior, etc.

Un modelo espectacular cuyo precio, como era de esperar, se corresponde con la exclusividad de sus características y asciende hasta los 1,4 millones de euros.