Pilotos de la Fórmula 1, dueños de equipos, celebridades y reconocidos empresarios se dieron cita en esta temática fiesta para celebrar el inicio del que sería uno de los fines de semana más esperados del año en la Ciudad de México.
Un Black Carpet donde desfilaron cientos de personalidades mientras los paparazzis capturaban cada detalle de la bienvenida a este gran evento, distintas cámaras de los medios más reconocidos se encontraban presentes.
Indispensable invitación física y reservación para acceder a este evento, al pasar la noche tuvimos el deleite de presenciar distintos espectáculos de acrobacia en copas gigantes, las cuales me recordaron a un show espectacular muy parecido en mis noches de diversión en la isla de Ibiza.
Una mezcla de los beats más solicitados del momento fueron el ingrediente esencial para amenizar esta fiesta, mientras nos consentían con una gran selección de cosechas de champagne y teniendo el agrado de enfiestar con los pilotos más cotizados del mundo.
Nos vemos el año que viene!